Venezuela: “Ta’ fuerte la vaina”

Caracas, 04 de mayo de 2016, Pablo Siris, especial para El Popular y Caja de Respuestas.- Desde hace una semana circulan fuertes rumores en toda Venezuela; “Se prendió el peo en Catia”, “Hay saqueos en Petare”, “Se alzaron los gochos (andinos)”, o “En Maracaibo incendiaron 73 comercios”.


Esos rumores se acompañan de los ya consabidos “Los militares le están pidiendo la renuncia a Nicolás”, o “El golpe ya está en marcha”, o “Maduro está huyendo por Maiquetía (el aeropuerto que sirve a Caracas)”.

(En la foto, Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, dirigiéndole a los diputados chavistas el gesto que indica están muertos”).


A pesar de la gran ansiedad y nerviosismo que generan estas especies, casi todos esos rumores resultan falsos (aunque sí ha habido algunos incidentes muy aislados en sectores de distintas ciudades done habitan capas medias y altas de la sociedad).


Alcanza con un joven transmitiendo en vivo desde su celular desde Catia, Petare, Maracaibo o San Cristóbal (capital del estado Táchira, en la zona andina venezolana) para desactivar esos rumores y demostrar su falsedad.


Los medios y voceros que los difundieron no se disculparán, y si alguien los interpela por esto dirán que “difundieron la información de la que disponían por considerarla de interés público”, aún cuando no hayan verificado nada y conozcan perfectamente la histeria colectiva que generan.


Es que en realidad ese es el objetivo del sector más recalcitrante de la derecha venezolana. Que además ha sido siempre el mismo: el antidemocrático, el de la desestabilización, el del golpe. El mismo escenario aplicado una y otra vez desde hace ya 17 años.


Con posterioridad al triunfo que obtuvo la oposición en las pasadas elecciones legislativas de diciembre de 2015 definieron mantener la presión de calle y habilitar TODOS los mecanismos posibles –constitucionales o no- para lograr la salida del gobierno del presidente Nicolás Maduro.


Entre estos mecanismo se prevé presionar para lograr la renuncia del primer mandatario, la enmienda constitucional para acortar su mandato, el referendo revocatorio y declarar ausente al Presidente (¿?).


Pero del lado de las fuerzas de la Revolución se ha iniciado la preparación para la posibilidad de una intentona golpista, entre las que está la huelga general indefinida definida el pasado Día Internacional de los Trabajadores.


“Ta’ fuerte la vaina”


La dificultad para acceder a los productos de la canasta básica ha llegado a una situación realmente agotadora para el grueso de la población. A través del bachaqueo (mecanismo por el que los precios regulados son acaparados por personas que luego los venden por varias veces su precio), la canasta básica ha aumentado de forma exponencial en los últimos meses. Los medicamentos desaparecen de las farmacias en horas luego de que éstas son abastecidas.


Mientras tanto, los ricos (que obtienen dólares y los cambian por bolívares también a precios especulativos) viven una vida obscenamente opulenta e incluso compran “entradas” a los supermercados para que abran exclusivamente para ellos y poder hacer su surtido sin tener que soportar las desagradables colas.


La inflación se ha disparado y lo único barato siguen siendo la gasolina, el gas y los servicios básicos propiedad del Estado.


Este 1º de mayo el presidente Nicolás Maduro aumentó un 30% los salarios públicos y privados y se aumentó la base de cálculo de los tiquetes de alimentación como forma de paliar la situación de fuerte pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores como producto de los mecanismos especulativos.


Pero al mismo tiempo, los especuladores utilizan como marcador de la divisa una página web (dolartoday.com) cuya forma de calcular el valor de la moneda norteamericana es desconocida, cuyo respaldo es inexistente y cuya sede está en Miami.


Esta web fija de forma arbitraria el valor del dólar que utilizan los comerciantes, de forma tal que la economía se “dolariza”, pero a un precio del dólar que es prácticamente disparatado y que no tiene correlato con la realidad.


En simultáneo, los fenómenos climáticos de El Niño y La Niña han generado una dramática sequía de más de dos años sin precedentes en todo el norte América del Sur. Dramáticas imágenes de otrora embalses que hoy son desiertos, o de cauces de ríos en los que los peces mueren por falta de agua en su cauce. Esto produce también una dramática situación energética, ya que el 70% de la energía que se consume en Venezuela es producido por un sistema de represas  ubicadas en el río Guri, uno de los gravemente afectados por este drama.


El Gobierno se ha visto obligado a suspender las clases un día a la semana (los viernes), así como a cerrar las oficinas públicas tres días a la semana (de miércoles a viernes) y establecer una serie de normas por las cuales los centros comerciales y otros grandes consumidores deben autogenerar un importante porcentaje de la energía que consumen.


Destacados voceros de la oposición sostienen que el problema es por mala administración del sistema eléctrico y exhortan a la gente a derrochar energía para lograr la pronta caída del Gobierno.


Un ex diputado incluso afirmó en medios de comunicación audiovisual del estado Táchira (y lo reprodujeron luego decenas de medios en Venezuela) que la modificación del uso horario implementada para reducir el consumo eléctrico era en realidad “un pacto satánico”.


Todo sirve para desestabilizar al Gobierno y todo se utiliza.


El revocatorio


El Consejo Nacional Electoral (CNE) acaba de habilitar el proceso de referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro solicitado por la oposición. Corresponde en primer lugar recabar el 1% de las firmas de los inscritos en el padrón electoral (197.978 electores), que serán quienes impulsen el mecanismo.


Aparentemente, este paso ya se habría cumplido, ya que el pasado lunes 2 de mayo la Mesa de la Unidad Democrática (MUD, coalición de derecha) entregó unas cajas contentivas de firmas recabadas entre la población. Lo absurdo es que la cifra entregada varía según el vocero: setecientos cincuenta mil firmas, un millón y medio, dos millones y hasta seis millones. De todas maneras, el CNE verificará las mismas.


Luego, no menos del 20% de los electores deberán ratificar esta solicitud, para posteriormente covocar el referéndum revocatorio del mandato presidencial.


“Cuando igual o mayor número de electores y electoras que eligieron al funcionario o funcionaria hubieren votado a favor de la revocatoria, siempre que haya concurrido al referendo un número de electores y electoras igual o superior al veinticinco por ciento de los electores y electoras inscritos, se considerará revocado su mandato (...)”, reza el párrafo tercero del artículo 72 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.


En este caso, asumirá la primera magistratura el Vicepresidente Ejecutivo de la República; si el revocatorio se produce antes de que hayan transcurrido cuatro años de la fecha en que el Presidente fue electo, se convocarán a nuevas elecciones. En caso que ese lapso ya hubiera transcurrido, el Vicepresidente completará el mandato de seis años.


La Asamblea Nacional


Mientras tanto, desde la Asamblea Nacional se provocan conflictos artificialmente, a través de la aprobación de normas que deliberadamente no cuentan con el estudio de factibilidad económica que impone la Constitución venezolana.


Por ejemplo, se aprueba la creación de bonos de alimentación y medicinas (tiquetes) para los jubilados y pensionados sin consultar con el Gobierno sobre la disponibilidad presupuestaria para afrontar el gasto.


Del mismo modo, los parlamentarios aumentaron dramáticamente sus dietas (salarios) y los de sus asesores y junto con ellos aumentaron en 50% el salario de todo el personal del Poder Legislativo. También de manera inconsulta y sin verificar que el Estado disponga de estos recursos.


En resumen


La situación hoy en Venezuela es muy compleja. La cotidianeidad ha asumido ribetes de angustia para vastos sectores de la población.


Desde la oposición se impulsan en simultáneo todas las formas de desestabilizar al Gobierno y al mismo tiempo se activó el mecanismo para resolver el diferendo de la única manera que prevé la Constitución Bolivariana, a través del voto de las ciudadanas y ciudadanos.


Sin embargo, pareciera que el escenario más cómodo para la derecha venezolana sigue siendo el golpista al estilo del que protagonizaron en abril de 2002 contra el comandante Hugo Chávez. Solamente a eso puede responder la activación de las diversas formas planteadas.


La mayoría opositora en la Asamblea Nacional simplemente está allí instalada para legitimar estos intentos y darles visos de legalidad al golpe de Estado, al estilo de lo que se hizo en Honduras con Manuel Zelaya, en Paraguay con Fernando Lugo o como en estos días se intenta en Brasil contra Dilma Rousseff.


Nuevamente se apuesta a generar una situación de desesperación en la población, forzando la suba de precios y acaparando los productos de primera necesidad para influir en el estado de ánimo de los electores.


Se utilizan los fenómenos climáticos para impulsar el descontento y se provocan situaciones de deliberada confrontación desde la Asamblea Nacional con los diversos poderes del Estado.


En esta “guerra de nervios” (expresada en guerra económica más guerra de rumores) solamente hay un ganador, que son los intereses de la burguesía parasitaria de la renta petrolera, que obtienen ganancias nunca antes vistas.

Habrá que ver si la conciencia sembrada en el pueblo venezolano por el comandante Hugo Chávez alcanza para soportar estos ataques. Y si las medidas que se toman para afrontar este momento son suficientes. Ojalá que así sea, porque lo que está en juego es la paz de Venezuela.

Comentarios

  1. Fotografía casi completa de una sosobra vivida hoy y vivida en la cuarta republica en los años 40 y los 80. Hay una cosa que preciso acotar. En una de las colas diarias que realizamos se insertan abruptamente gente muy común, pero nada común es su proceder: se acercan a la guardia nacional hablan con el superior y luego entran obviando la cola y al ratico salen cargados de productos que al cabo de unas horas (cuando se acaba la mercancía a lo interno del abasto) comienzan a vendenos lo que sacaron a precios groseramente altos.
    Respecto a quién gana con todo esto te diría que toda la estructura de poder incluyendo a las fuerzas armadas, fedecamaras, oposición, gobiernos, dueños decmedios de comunicación, jueces y fiscales corruptos con CICPC y bancos publicos y privados incluidos, toda esa estructura está plagada de sujetos que estan ganando... Los mismos que robaron 300mil millones de dólares y son encubiertos hasta el sol de hoy y tanto ellos como los testaferros y sicarios a su servicio ganarán pase lo que pase en estas tierras. LA PAZ, depende que estas lacras (del gobierno y la oposición) sigan libres y encubiertos. Eso es lo que yo agregaría. La vaina esta muy fea

    ResponderEliminar

Publicar un comentario