Ir al contenido principal

Venezuela, tiempo de definiciones


El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, reunido con su equipo económico, realizó este miércoles importantes y novedosos anuncios en materia económica, así como convocó a superar las dificultades en materia económica y reimpulsar la economía. Mientras tanto, una marcha campesina se moviliza a pie hasta Caracas en reclamo de apoyo a la pequeña y mediana producción y el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se prepara para celebrar su cuarto congreso.

“Eppur si muove”

En una transmisión televisada a través de la televisora estatal Venezolana de Televisión (VTV) realizada desde el salón Sol del Perú del Palacio de Miraflores (sede del Poder Ejecutivo) y acompañado de su gabinete económico, el presidente Nicolás Maduro anunció este miércoles una serie de medidas para lograr el desarrollo y la estabilidad económica ante el bloqueo y guerra económica que afectan al país.

Maduro anunció que se pondrá en marcha la reconversión monetaria a partir del próximo 20 de agosto y que a la actual moneda (bolívar soberano) se le quitarán cinco ceros.

La nueva moneda estará anclada con la criptomoneda venezolana El Petro, cuyo valor está a su vez determinado por el precio de un barril de petróleo de la cesta venezolana.

Para respaldar la moneda venezolana, se entregó al Banco Central de Venezuela (BCV) el Bloque Ayacucho II de la Faja Petrolífera del Orinoco, ubicada en el estado Bolívar, con un total de 29 mil 298 millones de barriles de petróleo certificado, como parte de la emisión de activos financieros y de las reservas internacionales.

Maduro indicó que la medida tiene el objeto de “fortalecer la capacidad del país en atender sus necesidades en el mercado de divisas convertibles a través del Petro, los dólares, las riquezas petroleras, auríferas”.

El BCV “emitirá los documentos financieros necesarios y suficientes para fortalecer su capacidad de pago, las reservas internacionales y el músculo financiero”.

Anunció también durante un año serán exonerados todos los impuestos a la importación “de todos los bienes, capital, materia prima, insumos, agro insumos, repuestos, maquinarias, equipos y productos manufacturados” para poder desatar y acelerar el crecimiento de las fuerzas productivas.

Fue anunciada también la realización de un censo a todo el parque automotor a nivel nacional, así como de todo el sector transportista del país, para poder hacer llegar de forma directa todos los subsidios y beneficios que se implementarán para este importante sector.

El Jefe de Estado venezolano también anunció la remisión a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de un proyecto sobre ilícitos cambiarios con el objetivo de promover la inversión en moneda extranjera y combatir la especulación con la moneda, pero también “eliminar las barreras de ilícitos cambiarios correspondientes a otros tiempos y entrar en un nuevo tiempo que permita el libre flujo de esta inversión que necesita el país”.

“A pesar de vocé...”

Maduro también denunció el bloqueo y persecución financiera que sufre el país desde Estados Unidos, así como el secuestro de recursos del Estado venezolano por parte de la empresa extranjera Euroclear.

Maduro denunció que la proveedora de servicios financieros Euroclear tiene congelados recursos venezolanos destinados a la compra de medicinas y alimentos para el pueblo.

“Euroclear, lo denuncio una vez más, nos tiene secuestrados 1.400 millones de dólares que le pertenecen a Venezuela, y nos persiguen todas las cuentas bancarias en el mundo”, señaló.

Además de este bloqueo, “los mecanismos de guerra económica que se han implementado desde el año 2016 hasta el año en curso, es el segundo elemento que hay que tomar en cuenta en el programa económico de recuperación y crecimiento y en el gran esfuerzo de revolución económica”, afirmó.

El mandatario venezolano denunció que las acciones de desestabilización económica y financiera contra el país son parte de una estrategia política que busca hacer rendir a la patria ante la oligarquía y el imperio estadounidense.

“Se instaló en Venezuela un modelo de guerra económica basado en el capitalismo salvaje, depredador, especulativo, ladrón”, enfatizó Maduro.

El presidente bolivariano recordó que la persecución financiera contra Venezuela comenzó desde el gobierno de Barack Obama, cuando en 2015 declaró al país como una amenaza inusual y extraordinaria contra los intereses de Estados Unidos.

“En el Gobierno de Obama, los inversionistas eran perseguidos por venir al país a invertir, los bancos en el mundo eran perseguidos y obligados a no refinanciar la deuda venezolana, a no prestarle dinero a Venezuela, a no aceptar nuestros bonos, comenzaron de manera paulatina a perseguir todas las cuentas bancarias de la República en el mundo”, manifestó.

Maduro también convocó a activar las fuerzas productivas del país para vencer la coyuntura económica actual.

“Los problemas de Venezuela se resuelven activando poderosas fuerzas productivas creando riquezas y produciendo aquí, todo lo que necesitamos para el funcionamiento de la sociedad, para la satisfacción de las necesidades del país”, sentenció. 

“El agotamiento del modelo petrolero y la instalación de un modelo de guerra económica, se resuelve con una poderosa línea de recuperación, de crecimiento, de desarrollo y de despliegue de las fuerzas productivas”, expresó.

Maduro fue enfático al señalar: “Ha llegado a su fin el modelo rentista dependiente petrolero y no volverá. Venezuela necesita seguir haciendo grandes esfuerzos para construir un nuevo modelo económico, diversificado, productivo pertinente en lo tecnológico”.

El presidente venezolano llamó a las fuerzas revolucionarias a ser autocríticas y actuar de manera concreta sobre los problemas concretos.

“Al pueblo lo que es del pueblo”

A partir del 28 y hasta el 30 de julio se realizará el IV Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), agrupación política fundada en 2007 por el comandante Hugo Chávez con el objeto de unir a las fuerzas revolucionarias y sector hegemónico de la Revolución Bolivariana.

La Dirección Nacional de esta organización propuso para el debate de los delegados y delegadas que participarán de esta instancia los siguientes puntos: 1) el pensamiento de Hugo Chávez y el PSUV, 2) las siete líneas de acción estratégica lanzadas por el camarada presidente Maduro, 3) el sistema de fuerzas y de alianzas de la Revolución Bolivariana y 4) la nueva propuesta de estructura organizativa del partido.

El primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, afirmó que se han emitido “una gran cantidad de invitaciones a partidos de izquierda en el mundo y de movimientos sociales para que estén con nosotros en este congreso y vamos a discutir el tema internacional. De hecho, es una de las ponencias que está en la plenaria de inauguración, así como la situación actual”.

Cabello destacó que el PSUV es una referencia en el mundo por ser uno de los partidos más numerosos que existen actualmente en cualquier país (quizás el más grande del mundo en proporción a la población) y “por haber resistido a las acciones violentas de la derecha en Venezuela” junto a su pueblo.

El IV Congreso también analizará la situación económica del país y las perspectivas de desarrollo productivo a la luz de los anuncios realizados por el presidente Nicolás Maduro y al diagnóstico realizado por la propia organización en cada uno de los territorios.

Mientras tanto, una delegación de campesinos de los Llanos Occidentales de Venezuela emprendió una marcha a pie rumbo a Caracas desde hace dos semanas.

Los pequeños agricultores buscan ser escuchados por el presidente Nicolás Maduro para denunciar a algunos funcionarios corruptos e indolentes que atentan contra el trabajo campesino y tomar nota de sus reclamos para lograr incrementar la producción.

Al mismo tiempo, los campesinos manifiestan su irrestricta defensa de la Revolución Bolivariana, para lo que aspiran a contribuir en la consolidación de la soberanía alimentaria.

Los marchistas, que cada día recorren unos 15 kilómetros, reciben a su paso las más diversas y emotivas muestras de solidaridad por parte de la población, así como de las más diversas organizaciones políticas y sociales que integran el Gran Polo Patriótico (la más amplia alianza que respalda al proceso revolucionario).

Los campesinos además traen consigo una serie de propuestas para incrementar la productividad de los sectores agrícola y ganadero desde el trabajo de los pequeños y medianos productores del campo venezolano.

Comentarios